De óvulo a embrión a feto: La reproducción y el proceso de desarrollo

© 2019 Visible Body

Vagina

La vagina conduce el flujo menstrual de la hembra fuera del cuerpo, recibe el pene masculino durante el coito y sirve como canal del parto.

iTunesGoogle Play

Haga clic para reproducir una animación del crecimiento embrionario desde la fertilización hasta el nacimiento

En el proceso reproductivo, un espermatozoide masculino y un óvulo femenino proporcionan la información requerida para producir otro ser humano. La concepción ocurre cuando estas células se unen cuando el óvulo es fertilizado. El embarazo comienza cuando el óvulo fertilizado se implanta en el útero. El embrión crece y se rodea de estructuras que le brindan soporte y nutrición. Ojos, extremidades y órganos aparecen a medida que el embrión se desarrolla y se transforma en un feto. El feto crece dentro del útero hasta que finaliza el embarazo con el trabajo de parto y el nacimiento. Para ese momento, todos los sistemas del cuerpo están en su lugar, incluido el sistema reproductor que algún día puede ayudar a producir otro ser humano.

1. Fertilización: Un espermatozoide y un óvulo forman un cigoto

Haga clic para reproducir una animación de la fertilización de un óvulo

Durante la relación sexual, algunos espermatozoides eyaculados del pene masculino nadan a través de la vagina femenina y el útero hacia un ovocito (óvulo) que está flotando en una de las trompas uterinas. El espermatozoide y el óvulo son gametos. Cada uno contiene la mitad de la información genética necesaria para la reproducción. Cuando un espermatozoide penetra y fertiliza un óvulo, esa información genética se combina. Los 23 cromosomas del espermatozoide se ubican de a pares con los 23 cromosomas del óvulo, y forman una célula de 46 cromosomas denominada cigoto. El cigoto comienza a dividirse y multiplicarse. Mientras viaja hacia el útero se divide para transformarse en un blastocisto, que ingresará en la pared uterina.

2. El cigoto se transforma en embrión: Desarrollo previo a la implantación y durante la misma

Estructuras embrionarias en el útero

A un óvulo fertilizado, o cigoto, le lleva aproximadamente cinco días llegar al útero desde la trompa uterina. Al desplazarse, el cigoto se divide y se desarrolla para volverse un blastocisto, con una masa interna de células y un anillo exterior protector. El blastocisto se une a la pared del útero y gradualmente se implanta dentro del revestimiento uterino. Durante la implantación, sus células continúan diferenciándose. En el día 15 después de la concepción, las células que formarán el embrión se convierten en un disco embrionario. Otras células comienzan a formar estructuras de soporte. El saco vitelino, de un lado del disco, formará parte del tracto digestivo. Del otro lado, el amnios se llena con líquido y rodeará al embrión mientras éste se desarrolla. Otros grupos de células comienzan a producir el desarrollo de la placenta y el cordón umbilical, que traerá nutrientes y eliminará desechos.

3. En ocho semanas, el embrión se desarrolla; hacia el final de la semana 10 se transforma en un feto

Haga clic para reproducir una animación del desarrollo del embrión

Quince días después de la concepción se marca el inicio del período embrionario. El embrión contiene un disco embrionario plano que ahora se diferencia en tres capas: el endodermo, el mesodermo y el ectodermo. Todos los órganos del cuerpo humano derivan de estos tres tejidos. Comienzan a curvarse y a plegarse para formar un cuerpo oblongo. Para la semana 4, el embrión tiene una cabeza y una cola perceptibles y un corazón que late. Durante las seis semanas siguientes, se forman las extremidades, los ojos, las regiones encefálicas y las vértebras. Aparecen versiones primitivas de todos los sistemas del cuerpo. Hacia el final de la semana 10, el embrión es un feto. (Nota: A menudo, el embarazo se mide en términos de edad gestacional/edad del feto comenzando desde el primer día del último período menstrual de una mujer, y edad embrionaria o fetal/edad real del feto en crecimiento. Nos referimos a la edad gestacional del feto.)

4. El desarrollo fetal finaliza con el trabajo de parto, un proceso que consta de tres etapas

Proceso del nacimiento y órganos circundantes durante el trabajo de parto

Desde la semana 10 del embarazo, el feto crece dentro del útero, alimentado por la sangre rica en nutrientes suministrada por el cordón umbilical. La placenta le proporciona oxígeno y nutrientes al feto y elimina los productos de desecho de la sangre del feto. Se forman los huesos, los músculos, la piel y los tejidos conectivos. Se desarrollan los sistemas del cuerpo. Las extremidades y los rasgos faciales toman forma. Alrededor de la semana 36 (generalmente), comienza el proceso de trabajo de parto. En la primera etapa, dilatación, las hormonas estimulan las contracciones que se desplazan en dirección descendente por las paredes uterinas. Las contracciones empujan la cabeza del feto contra el cuello uterino en la parte baja del útero. El cuello uterino se dilata. En la segunda etapa, expulsión, potentes contracciones empujan la cabeza y el resto del cuerpo a través del cuello uterino dilatado, y hacia afuera a través de la vagina y la vulva. Nace el bebé. Contracciones adicionales expulsan la placenta para completar la etapa placentaria.

5. Los seres humanos deben desarrollar gónadas y genitales masculinos y femeninos para tener capacidad de reproducción.

Diferenciación genital del feto

Las estructuras reproductivas comienzan a formarse en la etapa embrionaria. Para la semana 6, las gónadas y los genitales están presentes, pero no diferenciados. La diferenciación en órganos masculinos o femeninos se determina mediante un cromosoma aportado por el espermatozoide. Este par contiene un cromosoma sexual X del óvulo femenino y un cromosoma sexual X o Y del espermatozoide masculino. Si el par de cromosomas es XY, las gónadas se transformarán en testículos a partir de la semana 7. Si el par de cromosomas es XX, las gónadas se transformarán en ovarios a partir de la semana 8. Los testículos secretan testosterona, la cual forma los genitales masculinos alrededor de la semana 10. Sin testosterona, se forman genitales femeninos. Todas las estructuras reproductoras están en su lugar al momento de nacimiento o inmediatamente después de este. En la pubertad, un aumento en las hormonas sexuales hará que dichas estructuras crezcan a su tamaño adulto y con capacidad reproductiva.

Recursos externos

Descripción del embrión en diferentes etapas de su crecimiento de la edición de 1918 de Anatomía del cuerpo humano (Anatomy of The Human Body) de Gray.

Artículo en Science Daily sobre un estudio de investigación que incluye la creación de un modelo sintético de la placenta para comprender mejor el embarazo.

Anatomy & Physiology de Visible Body proporciona una cobertura profunda de cada sistema corporal mediante una presentación guiada, visualmente impresionante.