Patologías del sistema digestivo: Enfermedades y trastornos comunes

Cálculos biliares y ejemplo de una patología digestiva

Las enfermedades y los trastornos del sistema digestivo pueden incluir infecciones o daño a órganos y otros tejidos y estructuras. También pueden afectar acciones del sistema digestivo, tales como sellar el esófago para evitar el paso de ácidos gástricos o el libre flujo de los fluidos por los conductos biliares. Los síntomas pueden surgir durante la digestión o pueden ser crónicos.

Continúe leyendo sobre cinco de las enfermedades y trastornos más frecuentes.

1. La apendicitis es una inflamación del apéndice

La apendicitis es una inflamación del apéndice, un tubo estrecho adherido a la base del ciego. Aunque en algún momento se pensó que no tenía ninguna función, ahora se sabe que el apéndice funciona como una parte del sistema linfático. Una obstrucción dentro del apéndice puede causar apendicitis. El síntoma principal es dolor en el lado inferior derecho del abdomen que empeora con el tiempo. Si no se trata, el apéndice puede reventarse y diseminar una infección dentro del abdomen.

© 2019 Visible Body

Apéndice

Gire este modelo 3D para ver la ubicación del apéndice en la base del ciego del intestino grueso.

iTunesGoogle Play

2. Los cálculos biliares se forman cuando se endurecen sustancias de la bilis.

Haga clic para reproducir una animación que describe los cálculos biliares

Los cálculos biliares son trozos de material sólido que pueden formarse a partir de la bilis almacenada en la vesícula biliar. Su tamaño va desde una peca minúscula al de una pelota de golf. Durante la digestión, los cálculos biliares pueden obstruir el flujo del fluido por los conductos biliares. Los signos de cálculos biliares incluyen náuseas, vómito o dolor en el abdomen, espalda o justo debajo del brazo derecho.

3. La fuerza defecatoria hecha para realizar una deposición puede provocar hemorroides.

Video que muestra hemorroides

Las hemorroides son venas hinchadas e inflamadas alrededor del ano o la parte inferior del recto. La fuerza defecatoria realizada durante las deposiciones puede provocar hemorroides. El embarazo, la diarrea y el estreñimiento crónico son factores contribuyentes. Pueden producirse debajo de la piel que rodea al ano (como las hemorroides externas) o dentro del ano (como las hemorroides internas). Si se realiza más fuerza o se produce más irritación al defecar se puede dañar la superficie de una hemorroide y provocar sangrado.

4. La colitis ulcerosa provoca inflamación y llagas en el colon y el recto.

Haga clic para ver una animación de la colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa es una enfermedad inflamatoria intestinal que afecta el intestino grueso. Provoca inflamación y llagas (úlceras) en el recubrimiento más interno del colon y el recto. Lo más frecuente es que esto produzca dolor abdominal o diarrea con sangre y pus. La colitis ulcerosa es una afección crónica que se caracteriza por períodos alternantes de exacerbación y remisión, cuando los síntomas de la enfermedad desaparecen.

5. GERD (Gastroesophageal Reflux Disease - enfermedad por reflujo gastroesofágico) es un diagnóstico frecuente de la acidez recurrente.

Haga clic para reproducir una animación de la enfermedad por reflujo gastroesofágico

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD) es una enfermedad crónica del sistema digestivo. La GERD habitualmente se produce cuando el esfínter esofágico inferior, un músculo en el extremo del esófago, no se cierra adecuadamente. Esto permite un regreso, o reflujo, del ácido estomacal hacia el esófago, que produce irritación del esófago. Los síntomas incluyen acidez, regurgitación y la percepción del gusto del líquido gástrico en la parte posterior de la boca.

6. La diverticulosis se produce cuando se forman sacos en el intestino grueso. La diverticulitis es la inflamación o infección de estos sacos.

Reproduzca una representación animada sobre la diverticulitis

La diverticulosis se produce cuando se forman pequeños sacos en la pared del intestino grueso. La mayoría de las personas con diverticulosis no tiene síntomas. Sin embargo, si las heces quedan atrapadas en los sacos y crecen bacterias, se produce inflamación e infección. Eso se denomina diverticulitis. Lo más frecuente es que provoque dolor abdominal. Otros síntomas incluyen fiebre, náuseas y estreñimiento.

Recursos externos

Información del Digestive Disease Center de Beth Israel Deaconess Medical Center, Boston.

Descripción de enfermedades del sistema digestivo del curso de terminología médica en línea de Des Moines University.